deportes

PARA SER CAMPEÓN...

La Selección Argentina de Básquet consiguió este viernes por la mañana el máximo objetivo con el que cualquier combinado llegó a China: un lugar en la final del Mundial, en donde se enfrentará ante España este domingo a partir de las 9 de la mañana. Los dirigidos por Sergio Hernández volvieron a demostrar el extraordinario nivel desplegado a lo largo del certamen y superaron por 80-66 a Francia que venía de eliminar históricamente a los Estados Unidos. Antes de este encuentro, los españoles derrotaron por 95-88 a Australia luego de dos tiempos suplementarios y se aseguraron un lugar en la máxima instancia.

El combinado albiceleste que había accedido hasta las semis con un invicto de seis partidos, amplió este último a siete. La Selección Argentina la está rompiendo y sabe que el momento es el indicado para continuar haciendo historia. El juego colectivo demostrado por el combinado albiceleste ya rompió con todo tipo de especulaciones.

Manu Ginobili, que el día del encuentro ante Serbia festejó eufórico a través de las redes sociales, viajó hasta China y estuvo presente para observar y apoyar el partido de la Selección. Anteriormente, también presenció el cruce entre Australia y España junto a Kobe Bryant, otra figura de la NBA que estuvo presente.