mundial

SESIÓN Y DESPEDIDA

El Parlamento británico empezó este lunes la última sesión antes de ser suspendido desde esta noche hasta el 14 de octubre, tras el consentimiento de la reina Isabel II al pedido del primer ministro Boris Johnson.

El objetivo del gobierno es que el Parlamento no tenga su última palabra sobre el Brexit. Ahora esa ley puede ser promulgada y el ministro deberá cumplirla si no quiere ser condenado por desacato. En este contexto de crisis, el presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, anunció su renuncia para el 31 de octubre, cuando termina el periodo del Brexit.

En una especial declaración, característica de Bercow, dijo que si los diputados votan a favor de una elección general esta noche, él renuncia con la suspensión del Parlamento. Con un emotivo discurso y los ojos llenos de lágrimas, fue ovacionado a la hora de su despedida, excepto por los "Brexiteers". Bercow es quien ha llevado adelante la batalla con el Brexit y cambió con su estilo un puesto que siempre fue tradicional. "Este es el mayor privilegio de mi vida profesional por el que estaré eternamente agradecido", destacó.

Aplaudido y ovacionado, John Bercow. / EFE

En la última sesión se presentaron dos aplicaciones para los debates. El diputado rebelde conservador Dominic Grieve forzará al gobierno a revelar documentos secretos sobre como planeaban iniciar la suspensión del Parlamento. A eso se le suma un pedido de Jeremy Corbyn para discutir las reglas de la ley y exigir aclaraciones a Boris Johnson sobre si cumplirá o no con la ley sobre el pedido de extensión de tres meses en las negociaciones con la Unión Europea, que la reina acaba de consentir.