nacional

MÁS DETALLES

La División de Investigación de Accidentes Aéreos británica (AAIB) dio a conocer en un informe detalles desconocidos sobre la muerte del futbolista Emiliano Sala en enero pasado.

De acuerdo a la División, tanto el jugador como el piloto del avión estuvieron expuestos a altos niveles de monóxido de carbono antes de morir. Esto quiere decir que la salud de ambos fue afectada por la gran concentración de dicho gas. Según la agencia EFE, las pruebas toxicológicas indicaron que la elevada cantidad de gas en Sala le podría haber provocado un ataque al corazón o dejado inconsciente antes del impacto de la avioneta contra el agua en el Canal de la Mancha.

A su vez, la AAIB estima que el piloto estuvo expuesto de la misma manera y padecía la misma cantidad de monóxido. "Este boletín especial resalta el peligro de exposición al monóxido de carbono en los aviones con motor de turbina y pistón", comunicó la organización. Por el momento, continuarán la investigación para determinar las causas exactas del accidente y si la presencia de monóxido afectó en la aeronave.