provincial

VISITÓ AL CONDUCTOR

Este último jueves y tal como lo había previsto, Luis Testa visitó a Sergio Masso (20) en la comisaría, joven que era novio de su hija y manejaba la camioneta Hilux en la que volcaron, teniendo como víctima fatal a Julieta Testa. Posteriormente, este viernes bien temprano, el fiscal Fernando Giunta avaló el pedido de la defensa de Masso, que continuará detenido en su casa, luego del pago de una fianza de un millón de pesos y a la espera de la audiencia de prisión preventiva.

El joven será monitoreado con pulsera electrónica y tendrá apoyo psicológico y psquiátrico de especialistas, para contener sus intenciones de suicidio. Las pruebas que más comprometen a Masso son el dosaje de alcohol realizado, que arrojó 1.41 de alcohol en sangre, sumado a la declaracioens de testigos, quienes aseguraron que conducía muy rápido. Este arriesga una pena entre 8 y 25 años de cárcel por "homicidio simple con dolo eventual".

El jueves por la tarde, Luis llegó a la comisaría y conversó con el muchacho, que según logró tascender, le habría pedido perdón y explicado las causas del siniestro. El día anterior, Testa padre aseguró públicamente que no guarda rencor y tampoco quiere que condenen al joven, que en este momento atraviesa una fuerte depresión, con varios intentos de suicidio luego de lo ocurrido.

Fue un día duro para el padre de la chica, que también pasó por la Morgue Judicial para retirar las pertenencias de Julieta.