mundial

PREOCUPA SU SALUD

La canciller de Alemania, Angela Merkel, volvió a mostrarse temblorosa por segunda vez en 10 días en un acto celebrado el jueves en Berlín. Aumenta la preocupación por su estado de salud.

Merkel estaba de pie junto al presidente del país, Frank-Walter Steinmeier, en el nombramiento de la nueva ministra de Justicia. Si bien se le ofreció un vaso de agua, la canciller lo rechazó y luego, cuando llegó al Parlamento, parecía estar recuperada. Incluso luego de eso tomó un avión y partió a Japón para la cumbre anual del G20, donde estará dos días.

"Todo sigue adelante según lo previsto. La canciller está bien", dijo su vocero, Steffen Seibert, a la agencia de noticias dpa. La semana pasada tuvo el mismo incidente bajo altas temperaturas, pero después de tomar tres vasos de agua, que al parecer "necesitaba", ya se encontraba bien.