deportes

VALIOSO EMPATE

Boca jugó en Liniers contra Vélez por la ida de los cuartos de final de la Copa de la Superliga. Al inicio del partido se pudo ver a Mauro Zárate, quien fue recibido de una manera hostil, con silbidos e insultos por parte de la hinchada local.

Desde las 20 se disputó en el estadio José Amalfitani, con el arbitraje de Diego Abal. Heinze y Alfaro movieron el banco e hicieron modificaciones tácticas pero no marcaron diferencia. Boca se llevo un valioso punto y el próximo jueves, en la Bombonera, se definirá la serie.