mundial

VÍA LIBRE

Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, a través de un decreto habilitó a portar armas de fuego desde el jefe de Estado, concejales municipales, alcaldes, diputados, senadores, agentes militares y de seguridad, así como a conductores de camiones y periodistas. «El titular del arma de fuego deberá llevar la documentación que le permita la portación», indica el decreto publicado. 

Los propietarios de armas ahora podrán comprar entre 1.000 y 1.500 rondas de municiones al año. La habilitación de contar con un arma en el lugar de residencia fue autorizada para zonas rurales y centros urbanos en los que exista una tasa de 10 homicidios por cada 100.000 habitantes.