deportes

BATACAZO EN ANFIELD

El Liverpool dio una terrible muestra de carácter como local ante el Barcelona en la vuelta de la semifinal, le ganó 4-0 al conjunto español y se convirtió de esta manera en el primer semifinalista de la UEFA Champions League con un resultado final de 4-3. Los goles fueron de G. Wijnaldum y D. Origi, ambos por duplicado.

Al revés de lo que pasó en el Camp Nou, donde al conjunto inglés le costó meterla pese a generar muchas ocasiones, ahora fue letal en cada ocasión, algo que el Barsa no pudo hacer. Golpazo para el equipo de Messi y Suárez, que tuvo groseros errores defensivos y quedó fuera de competición por la orejona.

El otro finalista saldrá del encuentro entre el Ajax y el Tottenham, donde el equipo holandés firmó un tanto de ventaja en la ida como visitante.