deportes

"PUEDO CONTARLO, PODÉIS VER"

Este lunes por la mañana, el histórico arquero del Real Madrid con actualidad en el Porto FC (Portugal), Iker Casillas, se retiró con el alta médica del hospital donde permaneció internado luego de sufrir un infarto el miércoles pasado en el entrenamiento de su equipo. El guardametas salió del sanatorio junto a su mujer, con una sonrisa y un gran alivio, se cruzó con periodistas e hizo referencia a su futuro.

"Me encuentro mucho mejor, será un reposo de un par de semanas o incluso de un par de meses. La verdad es que me da igual, lo importante es estar aquí" declaró emocionado. Iker agradeció todo el apoyo en general y consideró que "tuvo mucha suerte".

El arquero campeón mundial con España en 2010 tiene contrato vigente con el Porto hasta 2021, pero el problema cardíaco sufrido podría ser motivo suficiente para ponerle un punto final a tan exitosa carrera.