nacional

EN ALERTA

A fin de mes se realizará la Convención Radical y esta tiene preocupado al Gobierno. Es que la coalición gobernante vive momentos de tensión y no tiene en claro si la UCR va a volver a apoyar a Mauricio Macri. En el seno del radicalismo también se debate impulsar la fórmula Vidal-Lousteau, convocatoria a una gran PASO con Massa, Pichetto y Urtubey o encolumnarse detrás de Lavagna.

El gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, sembró mayor confusión al pedir ampliar Cambiemos sumando al peronismo: «Es evidente que el Gobierno solo, con el presidente Macri a la cabeza, no lo puede hacer». En Casa Rosada saben que no hay margen de error.