mundial

EN LLAMAS

Este domingo, un avión de la empresa rusa Aeroflot aterrizó de emergencia y envuelto en llamas en el aeropuerto de Sheremétievo y hubo al menos 41 muertos.

Se encontraban a bordo 79 personas: 73 pasajeros y 6 tripulantes. Entre las víctimas se encuentran dos niños, según confirmó la portavoz de la Comisión de Investigaciones Svetlana Petrenko. Además, diez personas resultaron heridas por el fuego.

La aeronave despegó a las 15.03 (11.03 en Argentina) con dirección a Múrmansk, en el norte del país. Aunque se desconoce la causa oficial que obligó a los pilotos a volver y realizar el aterrizaje, la agencia Ria Novosti comunicó que un problema eléctrico habría provocado el incendio. Otra fuente citada por la agencia TASS indicó como la causa el impacto de un rayo en el avión. Los pilotos no consiguieron aterrizar en el primer intento y en el segundo, impactaron contra la pista. Además, se abrió una investigación por "violación de las normas de seguridad".

Ambulancias y otros vehículos de emergencia en el ingreso al aeropuerto de Sheremetyevo, donde un Superjet-100 aterrizó en llamas. Foto EFE