nacional

POLÉMICO DECRETO

A través del decreto de Necesidad y Urgencia 669, publicado este lunes en el Boletín Oficial, el gobierno nacional redujo las indemnizaciones por invalidez o muerte de un trabajador resultantes de accidentes de trabajo. La nueva medida que lleva la firma del presidente y sus funcionarios fue justificada por las consecuencias de "incrementos desmedidos" de los resarcimientos mencionados.

En síntesis, para los nuevos cálculos se tomará la tasa de variación del índice RIPTE (Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables) cuando hasta ahora se hacía con la tasa activa del Banco Nación, siempre más alta que la del promedio de salarios. Según aclara el documento, esta medida tendrá efecto inmediato y retroactivo, por lo que afectará a todas las indemnizaciones de este tipo que se hayan otorgado en los últimos meses en las ART.

La nueva medida generó un fuerte revuelo en la sociedad y provocó críticas de la oposición, en medio de un confuso decreto oficialista cuando la campaña apunta a recuperar el voto de la clase media con anuncios "positivos".